Postres

Espuma de mango

Espuma de mango

Cómo se elabora:

Se pelan y trocean los mangos. Con la batidora, se tritura la carne del mango junto con el zumo de naranja, hasta formar un puré fino. Aparte, se remojan las hojas de gelatina en agua fría y, una vez reblandecidas, se escurren y disuelven en 6 cucharadas de agua bien caliente. Esa gelatina disuelta se mezcla después con el puré de mango. Se le añade el yogur y se bate con la batidora hasta conseguir una mezcla homogénea. También se baten las claras a punto de nieve y se incorporan cuidadosamente a la mezcla. Por último, se coloca la espuma de mango en vasos o copas y se introduce en la nevera hasta que se endurezca la espuma y adquiera una consistencia firme. Cuando se vaya a servir, se puede decorar el conjunto con unos trocitos de mango fresco.

Comentario dietético:

La espuma de mango es un postre original y refrescante elaborado a partir de una fruta tropical generalmente poco consumida o incluso desconocida. Es un plato con un aporte calórico no muy alto. Aunque en su elaboración se utiliza clara de huevo y yogur, su componente principal es el mango, una fruta que se caracteriza por su alto contenido en agua, aunque también destaca en ella la presencia de azúcares. El mango es una fruta rica en vitaminas antioxidantes como la A y la C, lo que unido a la vitamina C que también aporta el zumo de naranja, convierten a este postre en un plato muy interesante desde el punto de vista nutricional. Aunque no está recomendado en caso de diarrea o en aquellas personas con alergia a la caseína (proteína presente en la clara de huevo), la espuma de mango es un postre que pueden consumir por todo tipo de personas.

Ingredientes:

  • 3 mangos
  • 1 naranja
  • 150 g de yogur natural desnatado
  • 2 claras de huevo
  • 10 g de gelatina (2 láminas)