Postres

Espuma de mango

Espuma de mango

Cómo se elabora:

Se pelan y trocean los mangos. Con la batidora, se tritura la carne del mango junto con el zumo de naranja, hasta formar un puré fino. Aparte, se remojan las hojas de gelatina en agua fría y, una vez reblandecidas, se escurren y disuelven en 6 cucharadas de agua bien caliente. Esa gelatina disuelta se mezcla después con el puré de mango. Se le añade el yogur y se bate con la batidora hasta conseguir una mezcla homogénea. También se baten las claras a punto de nieve y se incorporan cuidadosamente a la mezcla. Por último, se coloca la espuma de mango en vasos o copas y se introduce en la nevera hasta que se endurezca la espuma y adquiera una consistencia firme. Cuando se vaya a servir, se puede decorar el conjunto con unos trocitos de mango fresco.

Comentario dietético:

La espuma de mango es un postre original y refrescante elaborado a partir de una fruta tropical generalmente poco consumida o incluso desconocida. Es un plato con un aporte calórico no muy alto. Aunque en su elaboración se utiliza clara de huevo y yogur, su componente principal es el mango, una fruta que se caracteriza por su alto contenido en agua, aunque también destaca en ella la presencia de azúcares. El mango es una fruta rica en vitaminas antioxidantes como la A y la C, lo que unido a la vitamina C que también aporta el zumo de naranja, convierten a este postre en un plato muy interesante desde el punto de vista nutricional. Aunque no está recomendado en caso de diarrea o en aquellas personas con alergia a la caseína (proteína presente en la clara de huevo), la espuma de mango es un postre que pueden consumir por todo tipo de personas.

Ingredientes:

  • 3 mangos
  • 1 naranja
  • 150 g de yogur natural desnatado
  • 2 claras de huevo
  • 10 g de gelatina (2 láminas)
Postres

Macedonia con frutas frescas

Macedonia con frutas frescas

Ingredientes:

  • 1 manzana verde
  • 1 mandarina
  • 125 g de uvas
  • 500 g de piña
  • 100 ml de zumo de piña
  • 20 g de frambuesas

 

Cómo se elabora

Se limpian bien las frutas y se mantienen frescas hasta el momento de prepararlas. En ese instante, se trocean las que hagan falta y se conservan dentro del zumo de piña frío. Es recomendable que esta preparación se realice la misma mañana en la que se va a consumir la macedonia, para mantener su frescura el mayor tiempo posible en el caso de que no haya un frigorífico en el centro de trabajo. La macedonia puede servirse acompañada de un poco del zumo de piña.

 

 

Comentario dietético

La fruta es una de las tareas pendientes de la población, a pesar de los beneficios que este tipo de alimentos aportan al organismo. En esta macedonia, destacan cuatro tipos de fruta. En primer lugar, la manzana. El 85% de su composición es agua y es rica en fibra. De modo que, además de refrescante e hidratante, este alimento mejora el tránsito intestinal. En segundo lugar, la mandarina. También se compone mayoritariamente por agua y, respecto a otras frutas de su género, aporta menos cantidad de azúcares y, por lo tanto, menos calorías. En tercer lugar, están las uvas. Tanto en las negras como en las blancas, destacan los azúcares (principalmente glucosa y fructosa) y el ácido fólico y la vitamina B6. Su riqueza en azúcares, las convierte en una de las frutas más calóricas. Por su parte, la piña, además del agua, destaca por su aporte en hidratos de carbono y de bromelina, una enzima que ayuda a la digestión de las proteínas. A pesar de su sabor dulce, su valor calórico es moderado. Finalmente, la frambuesa aporta una cantidad destacable de fibra que mejora el tránsito intestinal. Además, constituye una buena fuente de vitamina C, que tiene acción antioxidante e interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. Los beneficios de este postre son innumerables.