información

El vino: vemos cómo se hace y cómo se sirve correctamente

Nociones básicas sobre el vino

Aunque no a todas las personas les gusta el vino, hay unas generalidades que es conveniente conocer, ya que en la cultura en la que estamos inmersos, es una costumbre muy arraigada las comidas y las cenas con esta bebida.

Nuestra vida social e incluso laboral requieren algunos conocimientos, ya que muchos negocios se cierran sobre el mantel, donde también se realizan reuniones de trabajo y se hacen propuestas y tratos empresariales.

Si a alguien no le gusta el tema, no se le pedirá que se convierta en un experto catador, pero nunca está mal saber desenvolverse con soltura.

Para comenzar, decir que los vinos pueden ser clasificados por diversas características, pero las principales son: por su contenido en azúcar, por su color y por su edad.

A los vinos con poca azúcar se les llama Vinos Secos, a medida que aumenta el grado de azúcar se llamarán Abocados, Semi-Secos, Semi-Dulces hasta llegar alVino Dulce.

Si se los clasifica por su color tendremos: Vinos Tintos, Rosados y Blancos y si los clasificamos por su edad tendremos: Vino Joven o Sin crianza, Crianza, Reserva yGran Reserva.

La edad del vino la determinará la cantidad de tiempo que éste descanse en barricas de roble y posteriormente embotellado, antes de ser servido.

Un vino Joven se bebe al momento de ser producido, un vino Crianza deberá estar un año en barrica y un año en botella, un vino Reserva deberá estar un año en barrica y dos años en botella, mientras que un vino Gran Reserva deberá estar, como mínimo, dos años en barricas de roble y tres años en botella.

Temperatura óptima para el servicio del vino

Por poco que se sepa de vino, todos conocerán la frase que dice que el vino tinto debe beberse a temperatura ambiente.

Esto es parcialmente correcto, porque la frase completa es la que determina la excelencia en el momento de degustar un buen tinto.

Cuando se habla de la temperatura ambiente, en realidad se debería especificar que se trata de la temperatura donde deberían están almacenados, la temperatura de la bodega, que generalmente ronda entre los 16 y los 18º, si se trata de bodegas subterráneas, que es lo mas aconsejable.

También es común decir que los vinos blancos cuanto mas fríos mejor, pero es bueno saber que cuando este tipo de vino se enfría demasiado, por debajo de la temperatura recomendada, perderá su aroma.

Hay costumbres que deberían estar prohibidas, que deben erradicarse definitivamente de la práctica para apreciar de la mejor manera posible esta bebida considerada elixir de los dioses desde la antigüedad:

*Una botella de vino no debe colocarse nunca en el congelador.

*Una botella de vino tinto que esté caliente no debe colocarse en una cubitera de hielo.

Los vinos deben llegar a la temperatura ideal para su consumo paulatinamente. Si por error hemos guardado un vino tinto en un sitio cálido, deberemos colocarlo en un sitio fresco para que poco a poco baje su temperatura. Hay que considerar además que una vez servido el vino, aumentará un par de grados en la copa, principalmente si el sitio está cálido.

Temperaturas recomendadas:

  • Blancos jóvenes: 8º C
  • Blancos dulces: entre 6 y 8º C
  • Blancos con barrica: entre 10 y 12º C
  • Rosados y Cavas: entre 6 y 8º C
  • Tintos jóvenes: entre 12 y 14º C
  • Tintos con crianza: entre 16 y 18º C

El vino vemos cómo se hace y cómo se sirve correctamente

Ahora que ya conocemos algo más acerca de esta tradicional y laboriosa bebida…

Descubrimos Cómo hacer vino

Un vino de calidad se logra con los mejores ingredientes, ya que va a ser la base para lograr un gran vino.

O sea, lo primero que demos hacer es comprar uvas de buena calidad. Si no hacemos eso, el resto del proceso va a ser una pérdida de tiempo. Debemos hacer un cálculo: 65 litros de vino, se hacen con 100 kilos de uva.

Y, ¿cómo se hace el vino? Molemos las uvas. Se pueden pisar -como se hacía en el modo tradicional-, con una moledora o con una presa, para lograr extraer el mosto. Este se debe extraer en un tanque de metal, que esté abierto. Lo dejamos hasta que fermente -los tintos deben estar por encima de los 30 ºC- y los vinos blancos -entre los 18 y los 20 ºC-. 200 litros de mosto suelen tardar entre 3 y 4 días, en realizar la fermentación completa. Ahora, vamos a separar el mosto del residuo sólido. Vertemos el líquido en unos recipientes cerrados. Dejamos que el jugo repose unos 30 días, en un lugar fresco y a una temperatura constante -un sótano, es ideal-. Para mejorar la calidad del vino, podemos añadir anhídrido sulfuroso -15 gramos, por cada 100 kilos de uvas-. Ahora, será el período de trasiego, para que el vino no tenga malos sabores, en el que vamos a quitar el residuo sólido. Lo podemos volver a filtrar y dejar que repose, otros 30 días. Tras esto, lo embotellamos y ya está. Vino hecho por nosotros.

aquí una ayudita: