Como leer el etiquetado de los productos. Parte I: Los azúcares

La importancia de leer las etiquetas de los productos

Una de las primeras cosas que se nos dice una vez nos diagnostican como intolerantes a la fructosa es que mucho cuidado con aquellos alimentos procesados y sobre todo en aquellos que indiquen en su envase que contienen 0% azucares añadidos, ya que deberían ser los primeros en ser eliminados de la dieta ¿Pero porque es esto? Hoy te contamos cómo aprender a leer e interpretar las etiquetas de los alimentos para que sepas cuales son aptos para los intolerantes a la fructosa o qué alimentos debes sustituir.

En primer lugar ten en cuenta que cualquier producto alimenticio que se comercialice deben aparecer una serie de datos e información, ya que así lo establece el Real Decreto 1334/1999, de 31 de Julio por el que se aprueba la norma general de etiquetado, presentación y publicidad de los productos alimenticios. En esta publicación vamos a profundizar sobre los azúcares y edulcorantes que incorporan los alimentos y cómo interpretar las etiquetas con respecto a estos. Te recomendamos otros artículos del blog donde tratamos otros temas del etiquetado que son interesantes: 

En el Real Decreto se especifica que deben aparecer por un lado los ingredientes y por otro los valores nutricionales de forma obligatoria. Vamos a desglosar ambos para ver cómo interpretar e identificar los azucares en cada una de estas partes.

Los ingredientes

Es cierto que muchos de los alimentos procesados del supermercado contienen azúcares, pero inclusive aquellos que parecen más naturales también los contienen, como por ejemplo alguna marca de jamón serrano envasado. Aunque va a depender del producto, la marca, etc.

Hay en ocasiones en que si aparece el nombre del azúcar como por ejemplo la dextrosa, maltodextrina, etc. Pero si bien es cierto que en muchas otras ocasiones aparece como “Azúcares”, no indicando qué azúcar ni que cantidad, por lo que desaconsejamos su consumo al no identificar que tipo de azúcar se trata.

Evita también aquellos alimentos enriquecidos con fructooligosacáridos (FOS), es un tipo de fibra que contiene fructosa y además se encuentra de forma natural en algunas frutas y verduras. Además es considerado como una sustancia prebiótica. Los FOS contienen largas cadenas de fructosa (denominadas fructanos) difícil de dirigir para personas que tenemos malabsorción, aunque va a depender como siempre del nivel de intolerancia de cada uno.

A continuación te explicamos los azúcares/edulcorantes que están permitidos y los no permitidos cuando tenemos malabsorción a la fructosa: 

Lista de edulcorantes admitidos

Admitidos
Componente Observaciones
Acesulfamo (E-950)  
Alitamo (E-956)  
Aspartamo (E-951)  
Aspartamo-acesulfamo (E-962)  
Ciclamato (E-952)  
Dextrinomaltosa  
Eritritol (E-968)  A pesar de ser un poliol puede ser tolerado
Glucosa  Es válida tanto la glucosa liquida como en polvo. 
Glucósidos de esteviol (E-960)  
Jarabe de glucosa Depende de la cantidad y tolerancia del paciente. También se conoce como Jarabe de maíz o sirope de maíz. Es una mezcla de glucosa, maltosa y oligosacáridos
NHDC (E-959) Neohesperidina-dihidrochalcona
Sucralosa (E-955) Sí está en la lista de permitidos. Aunque depende del individuo y de la cantidad (No siempre se tolera bien)
Taumatina (E-957)  
Xilitol (E-967) También aparece como Xilosa hidrogenada, xilite o azúcar de abedul. Es otro de los edulcorantes que puede ser tolerado aun siendo polioles. 
Sacarina (E-954)  
Maltosa  
Maltodextrina  
Estevia (E-960)  
Dextrosa  
Neotamo (E-961)  
Jarabe de arroz o sirope de arroz  
Sirope de quinoa  

 

Lista de edulcorantes no admitidos

Normalmente los acabados en –ol están desaconsejados esta intolerancia, a continuación te mostramos una lista con los edulcorantes no permitidos en una dieta con intolerancia a la fructosa:

No permitidos
Componente Observaciones
Azúcar de coco Sacarosa (71%), glucosa (3%) y fructosa.
Azúcar invertido Glucosa y fructosa. Lo puedes encontrar también como Jarabe de azúcar invertido o azúcar liquido invertido
Inulina La inulina está presente de manera natural en Alcachofas, achicoria, banana, trigo, avena, cebada
Isomaltitol (E-953) Depende de la cantidad y de la tolerancia del individuo.
Jarabe de arce Gran cantidad de sacarosa. También lo puedes encontrar con nombres como sirope de arce, o sirope de maple
Jarabe de maíz con alto contenido en fructosa Contiene fructosa, glucosa y otros carbohidratos También conocido como Isoglucosa. Contiene hasta un 55% de fructosa.
Jarabe de maltitol (E-965II) Depende del paciente y cantidad. Es una mezcla de sorbitol, maltitol y polisacáridos hidrogenados.  Hay jarabes de glucosa hidrogenada que no contienen maltitol/sorbitol. La Licasina es un tupo de jarabe de maltitol.
Jarabe de sorbitol (E-420II)  
Manitol (E-421) Se desconoce su metabolismo,  se debe tomar con precaución.
Maltitol (E-965) Contiene: Glucosa y sorbito. Tambien se denomina maltosa hidrogenada. 
Sacarosa Fructosa + Glucosa. Azúcar común o azúcar de mesa. Hay variaciones en cada persona, hay personas que sí lo toleran. La capacidad de absorción de fructosa mejora con la ingesta conjunta de glucosa, lo que generalmente supone una buena tolerancia a la sacarosa o azúcar común
Sucramalt Es una mezcla de fructosa, leucrosa y oligosacáridos de glucosa. 
Tagatosa (E-962)  
Jarabe de maíz  
jarabe de poliglicitol (E-964)  
FOS Si en el etiquetado pone enriquecido con FOS (fructooligosacáridos), algunos alimentos que lo tienen de manera natural: Espárrago, ajo, cebolla y puerro
Lactitol (E-966)  
Sorbitol (E-420I)  

Utiliza las listas anteriores para comprobar si los alimentos que compras contienen estos edulcorantes y también te puede servir para seleccionar aquellos edulcorantes que te resulten más adecuados, en nuestro blog también hablamos de los sustitutos del azúcar y sus equivalencias.

También es preciso ser cuidadoso con algunos edulcorantes, es el caso por ejemplo de algunas marcas de estevia (glucósidos de esteviol) que en su composición pueden incluir otro edulcorante como el maltitol. También ocurre lo mismo con algunas marcas de sacarina que incluyen directamente fructosa. Por lo que siempre que vayas al supermercado lee bien la composición de cada producto. 

Los ingredientes se enumeran en orden de cantidad, pero para evitar las marcas que el azúcar aparezca de los primeros alimentos, muchos fabricantes desglosan el azúcar en diferentes tipos para que aparezcan en cantidades más pequeñas, de esa manera aparecen lo más abajo posible de la etiqueta.

Si aparece en la lista de ingredientes se trata de un azúcar/edulcorante añadido, pero ¿Y si no está especificado en la lista de ingredientes pero en la tabla de valores nutricionales aparece la palabra “Azúcares? Estos son los azucares que están naturalmente presentes.

Los valores nutricionales

Es posible que en la lista de ingredientes no se especifique ningún azúcar, pero en ocasiones en la tabla de información nutricional podemos ver como aparece: “hidratos de carbono por 100 gr X de los cuales son azucares”.

Hay que indicar que dentro del grupo de alimentos de los carbohidratos se encuentran los azúcares. Estos se clasifican en tres grupos:

  1. Monosacáridos: glucosa, fructosa, galactosa, ribosa y manosa.
  2. Disacáridos: maltosa, lactosa, sacarosa (Azúcar de mesa), isomaltosa y trehalosa.
  3. Polisacáridos: maltotriosa y rafinosa.

Por lo que el azúcar que se mencionan dentro de estos hidratos de carbono pueden ser cualquiera de estos tres grupos.  Si en la lista de ingredientes no aparece el azúcar (o edulcorante) no tiene azúcar añadida. Pero de manera natural el alimento puede tener algunos de estos azucares.

Veámoslo en el siguiente ejemplo, cogemos al azar una marca de copos de avena, en los ingredientes solo aparecen los copos, sin embargo en los hidratos de carbono 58g de los cuales azucares 1g.

Existen distintas paginas para ver el valor nutricional de cada alimento, si buscamos los copos de avena podemos ver que el 11% es fibra, el 85% es almidón y un 1% corresponde al azúcar natural (del propio producto sin añadir) la cual es sacarosa.  Para aclarar este ejemplo la avena los intolerantes a la fructosa y sorbitol la solemos tolerar bien (como siempre depende de cada uno y su grado de tolerancia pues hay excepciones), pero es importante que no contenga azúcares añadidos por eso lee bien la etiqueta de ingredientes (Tampoco sirven aquellas marcas en las que en la etiqueta aparece 0% azúcares añadidos porque llevan otro tipo de edulcorante te recomendamos leer sobre esto en nuestra publicación: Como leer el etiquetado de los productos. Parte II.).

Pasamos a ver ahora otra etiqueta, también de copos de cereales en este caso Muesli sin azúcares añadidos de la marca Hacendado. Si leemos la lista de ingredientes al dar la vuelta a la bolsa ya indica que es sin azucares añadidos con edulcorante, estos edulcorantes son el maltitol o acesulfame. Recordemos que el maltitol no es recomendable para nuestra intolerancia aunque si lo es el acesulfame. La etiqueta puede inducir a error al leer lo de los azucares añadidos. Además en los valores nutricionales de la etiqueta ya podemos ver que por 100g de producto contiene 2,3g de azucares y 13g de polialcoholes, nada recomendable si tienes malabsorción a la fructosa. 

Por lo que te recomendamos siempre leer el etiquetado sobre todo el de los ingredientes para ver que azúcares lleva añadidos el producto y evitar aquellos que no son tolerables para nuestra intolerancia.

4 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *