Sopa castellana apta para intolerantes a la fructosa

Sopa castellana apta para intolerancia a la fructosa
  • Tiempo de preparación
    5 min
  • Tiempo de cocinado
    15 min
  • Raciones
    3

    

Empieza el frío y nos apatece tomar algo calentito. Hoy preparamos una sopa tradicional con ingredientes que solemos tener por casas de estar por casa, jamón, huevo, pimentón y sobras de pan del día anterior.

En la antigüedad las sopa castellana era una comida de la gente humilde, porque se hacían para aprovechar el pan que había sobrado el día anterior. 

Plato apto para intolerantes a la fructosa ¿Por qué? La receta tradicional lleva ajo, además bastante también es conocida como sopa de ajo. Ya sabéis que para nosotros los intolerantes a la fructosa el ajo es nuestro enemigo número uno. Sin embargo en nuestra dieta mediterránea lo encontramos como base de todos los sofritos. Leyendo mucho sobre el tema para darle más sabor a mis guisos, una de las maneras que suelen sentar bien en la mayoría de los casos (como siempre os digo, no es una ciencia exacta, cada cuerpo raciona de una manera) es infusionar el ajo en aceite, te recomiendo leer el blog para saber como hacerlo. Para esta receta caliento el aceite, y pongo unos pocos trocitos de ajo los dejo durante un minuto que coja el aceite el aroma y enseguida los retiro, o utilizo un aceite infusionado previamente.  Importante que si echas los ajos, quitalos antes de echar el jamón. Si aun retirando el ajo enseguida no te sienta bien prescinde de él. Se le puede agregar agua o caldo, con un buen caldo de carne le va a dejar un sabor más intenso. 

Si tienes intolerancia al gluten, problemas con los fructanos, utiliza el pan que toleres y mejor te siente. 

Sopa castellana apta para intolerancia a la fructosa

Ingredientes

Valores nutricionales

Información nutricional por ración

  • Valor diario*
  • Fructosa: 0,12 g
  • Glucosa: 0,14 g
  • F/G: 0,84
  • Calorías: 453
    23%
  • Hidratos de carbono: 50,7 g
    20%
  • Proteínas: 29,7 g
    59%
  • Grasas: 13,55 g
    19%

Procedimiento

Paso 1

Vertemos en una cazuela nuestro aceite de ajo infusionado o sofreímos unos dientes enteros pelados durante menos de un minuto y retiramos para que al aceite coja el aroma del ajo.

Paso 2

A continuación, vertemos el jamón a taquitos y unas lonchas troceadas. Salteamos durante unos minutos y echamos el pan. Removemos bien que el pan se impregne y coja los jugos de nuestro aceite.

Paso 3

Echamos el pimentón (puedes utilizar el pimentón que te guste más picante, dulce o de la vera) Yo he utilizado este ultimo.

Paso 4

Remueve bien y enseguida echa el agua o el caldo, ten cuidado que no se te queme el pimentón. El caldo siempre le dará más sabor, pero la receta tradicional es con agua y sale rico igual. Deja que hierva durante unos minutos, ves corrigiendo y echando más agua/caldo si fuera necesario.

Paso 5

Unos minutos de servir echamos el huevo, que puede ser escalfado, una vez vertemos el huevo tapamos y dejamos que se haga) o removerlo una vez lo echamos.

Paso 6

¡Ya tenemos nuestra rica sopa calentita y rica! Servimos y a comer inmediatamente.

Recetas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *