Solomillo de pollo con gorgonzola y nueces acompañado de pasta

Solomillo de pollo con salsa gorgonzola y nueces con pasta
  • Tiempo de preparación
    5 min
  • Tiempo de cocinado
    25 min
  • Raciones
    3

    

Este plato tiene personalidad propia y es debido a la mezcla de la salsa de queso gorgonzola y nueces es cremosa a la vez que crujiente. Si lo pruebas te vas a sorprender.

Pensada para aquellos que tienen poco tiempo para cocinar, los amantes del queso así como los que necesitan de una solución para llevarse el tupper al trabajo.

El queso gorgonzola le da un toque único, muy presente en la gastronomía italiana. Existe una variedad dulce y picante, utiliza la que te guste más, yo he hecho esta receta con el queso picante.

Esta receta es apta para los intolerantes a la fructosa. Yo he utilizado pasta de trigo normal pero si tienes problemas de tolerancia al gluten puedes utilizar pasta sin gluten

Para los intolerantes a la lactosa, el queso gorgonzola gracias a la fermentación triple a que somete la leche: láctica, con las levaduras y finalmente con los mohos, puede aconsejarse a todos los sufran la intolerancia a la lactosa. Utiliza además una crema de leche sin lactosa.

Solomillo de pollo con salsa gorgonzola y nueces con pasta

Ingredientes

Valores nutricionales

Información nutricional por ración

  • Valor diario*
  • Fructosa: 0,1 g
  • Glucosa: 0,1 g
  • F/G: 1
  • Calorías: 627
    31%
  • Hidratos de carbono: 59,8 g
    13%
  • Proteínas: 48,1 g
    96%
  • Grasas: 21,3 g
    30%

Procedimiento

Paso 1

Salpimentamos los solomillos de pollo. Los doramos en una sarten con unas gotitas de aceite.

Paso 2

Ponemos a calentar un cazo con abundante agua y sal. Cuando rompa a hervir echamos la pasta al gusto. Yo he utilizado tiburones en italia conocido como Pipette pero puedes elegir la que tengas por casa. Deja cocer el tiempo que indique en el paquete.

Paso 3

Preparamos nuestra salsa aparte, pon en un cazo a calentar la crema de leche (leche evaporada sin lactosa), añade las nueces a fuego bajo durante un minuto y echa el queso gorgonzola a trocitos. Deja cocinar durante 4-5 minutos y mezcla bien, si quieres una textura más densa mezcla agua y una cucharada de maicena disuelve bien y échasela a la salsa, remueve y deja unos minutos hasta que espese.

Paso 4

Una vez tengamos nuestras tres elaboraciones solo queda servir la pasta los solomillos y por encima nuestra deliciosa salsa de queso gorgonzola y nueces. Decora con unas nueces por encima

Recetas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *