Pollo oriental con jarabe de arroz

Pollo oriental con jarabe de arroz
  • Tiempo de preparación
    15 min
  • Tiempo de cocinado
    20 min
  • Raciones
    3

   

Esta receta es una adaptación de un plato muy común en los restaurantes asiáticos. En lugar de pollo a la miel estilo chino, lo vamos a preparar con jarabe de arroz. Edulcorante totalmente apto para intolerantes a la fructosa y que se asemeja bastante a la miel tanto en sabor como en textura.

Es un plato sencillo, que si os animáis a prepararlo vais a tener un plato igualito al del restaurante sin salir de casa. Se reboza con una fina capa hasta que coja un punto crujiente por fuera, y cubrimos con nuestra salsa agridulce que os aseguro esta deliciosa.

Receta apta para intolerantes a la fructosa, lactosa y gluten: Para aquellos que tengáis malabsorción a la fructosa esta receta está adaptada ya que sustituimos la miel por jarabe de arroz, la salsa de soja se puede sustituir por salsa tamari (sin gluten y baja en fructosa), además del azúcar por sacarina (podéis prescindir de ella utilizando un poco más de jarabe de arroz).  

La maicena es almidón de maíz, aunque el envase ponga harina fina de maíz, por lo que es apta tanto para intolerantes a la fructosa como aquellos con celiaquía.

Pollo oriental con jarabe de arroz

Ingredientes

Pollo

Salsa

Acompañamiento

Valores nutricionales

Información nutricional por ración

  • Valor diario*
  • Fructosa: 0 g
  • Glucosa: 0,6 g
  • F/G: 0
  • Calorías: 569
    28%
  • Hidratos de carbono: 52,59 g
    20%
  • Proteínas: 56,03 g
  • Grasas: 14,88 g
    21%

Procedimiento

Paso 1

Cortamos el pollo en trozos de un bocado y salpimentamos.

Paso 2

A continuación pasamos el pollo por huevo batido y posteriormente en maicena.

Paso 3

Freímos el pollo en abundante aceite de oliva o girasol hasta que quede dorado, después dejamos sobre un papel de cocina que absorba el exceso de aceite.

Paso 4

Preparamos la salsa, en una sartén añadimos el jarabe de arroz, el vinagre de arroz, la sacarina, el jengibre y la salsa tamari. Removemos bien que se integre todo. Prueba la salsa para ajustar el sabor a tu gusto: Más agridulce, más dulce… Añadiendo más cantidad de alguno de estos ingredientes si fuese necesario.

Paso 5

En un vaso pequeño disolvemos 1 cucharadita de maicena con agua, remueve bien y después incorpóralo a la salsa y remueve hasta que la salsa espese.

Paso 6

Añadimos el pollo a la sartén y mezclamos de manera que se impregne el pollo en la salsa. Puedes servir con unas semillas de sésamo y cebollino (opcional).

Paso 7

Yo además acompaño con arroz basmati que cuezo y después salteo con huevo.

Paso 8

¡Buen provecho o como dirían en china 祝好胃口。(zhù hǎo wèi kǒu)!

Recetas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *