Pollo al limón estilo chino

  • Tiempo de preparación
    15 min
  • Tiempo de cocinado
    35 min
  • Raciones
    3

¿Tenias ganas de comida china? ¡Qué tu intolerancia no sea un problema! Hoy te traemos el plato típico de todos los restaurantes chinos: Pollo al limón pero adaptado para intolerantes a la fructosa y celiacos

En esta receta utilizamos salsa tamari (2 cucharadas), puedes sustituir por salsa de soja (ojo contiene fructosa aunque en muy poca cantidad, que cada uno valore la tolerancia y también contiene gluten).  La salsa tamari la puedes encontrar en tiendas online y también la he visto en Carrefour.

En la receta original utilizan miel, azúcar o una combinación. Yo en este caso he utilizado Jarabe/sirope de arroz, que por si no lo conoces es apto para los que padecemos malabsorción a la fructosa. Es un endulzante con un dulzor inferior al azúcar pero con una textura similar a la de la miel. Yo lo he encontrado online y en algún herbolario. Hecho de harina de arroz orgánico sin gluten a través de  fermentación y de calor (no hay procesos químicos) y contiene principalmente glucosa (dextrosa) y maltosa (azúcar de malta), y sólo muy pequeñas cantidades de fructosa (azúcar de la fruta) y sacarosa (azúcar granulada). Además le he añadido un poco de sacarina para corregir de dulzor. 

Tanto para la salsa como para el rebozado del pollo he utilizado almidón de maíz (Maicena). Es la fécula o almidón, asimismo llamada en España harina fina de maíz; aunque la definición correcta es harina de fécula de maíz. Esta es apto para intolerantes a la fructosa y gluten. Pero recuerda que el maíz y su harina tienen xilitol (Poliol) y algo de fibra. El almidón de maíz no tiene xilitol ni fibra y es apto. Por otra parte si no eres celiaco y quieres añadir un toque crujiente en el rebozado del pollo puedes utilizar harina de tempura (cuidado contiene gluten). 

Ingredientes

Valores nutricionales

  • Valor diario*
  • Fructosa: 0,19 g
  • Glucosa: 0,21 g
  • Ratio F/G: 0,94
  • Calorías: 572 Cal
    29%
  • Hidratos de carbono: 38,35 g
    15%
  • Proteínas: 64 g
  • Grasas: 16,08 g
    23%

Procedimiento

1 Paso

Parte las pechugas en filetes de aproximadamente un dedo de grosor y échale sal y pimienta al gusto. Dejalas marinando durante al menos 1 hora con: 2 cucharadas de salsa tamari, media cucharadita de jengibre molido, y un huevo batido. Cuanto más tiempo lo dejes mejor más sabor tendrá. Guarda en la nevera hasta que vayas a cocinarlo.

2 Paso

Para el rebozado basta con poner el almidón de maíz (maicena) en un plato e ir rebozando. Lo ponemos en aceite de girasol o de oliva muy caliente.

3 Paso

Mientras preparamos la salsa, añadimos una taza de caldo de pollo, el zumo y ralladura de un limón (cuidado con añadir la parte blanca ya que amarga), añadir el jarabe de arroz, la sacarina y una cucharada de salsa tamari. En un vasito de agua pequeño diluye una cucharada de maicena y pon un cazo a calentar, Remueve hasta que hierba y espese la salsa.

4 Paso

Saca las pechugas de pollo en un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de grasa.

5 Paso

Sirve en un plato las pechugas con abundante salsa.

Recetas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *