Masa quebrada sin gluten ni fructosa

  • Tiempo de preparación
    20 min
  • Tiempo de cocinado
    10 min
  • Raciones
    8

La masa quebrada, también conocida como pasta/masa brisa es una masa grasa muy fácil de hacer y muy versátil, con la masa quebrada tanto para dulces como para salados. Ya que es la base de muchas tartas o para salados para quiches y tartaletas.

Esta masa forma una costra consistente al ser calentada al horno, y se denomina masa quebrada debido a la textura quebradiza que muestra tras el horneado.

Muchas de las procesadas que venden en los supermercados contienen azúcares, concentrados de frutas, alcohol incluso vegetales como zanahoria, manzana o limón. Por no hablar de grasas vegetales como la de palma.

Por eso en esta ocasión te traigo una masa superversátil, sencilla, facil de hacer y apta para intolerantes a la fructosa, lactosa y gluten. 

En los ingredientes puedes ver la receta para hacer un plato salado, por ejemplo un quiché. Pero si esta base la quieres utilizar para una tarta basta con utilizar menos sal y añadir cucharada y media de sacarina u otro endulzante apto para hornear

Ingredientes

Valores nutricionales

  • Valor diario*
  • Fructosa: 0 g
  • Glucosa: 0 g
  • Ratio F/G: 0
  • Calorías: 83 Cal
    4%
  • Hidratos de carbono: 5,91 g
    2%
  • Proteínas: 1,67 g
    3%
  • Grasas: 5,9 g
    8%

Procedimiento

Paso 1

Colocar en un bol la harina y hacer un pequeño hueco en el medio para ir añadiendo los ingredientes. Añadimos sal, mantequilla a cuadritos a temperatura ambiente.

**Si es una masa dulce añade en este punto: Una cucharada y media de sacarina liquida y menos sal.

Paso 2

Amasamos con la manos, que se vaya derritiendo la mantequilla se ira formando una especie de harina e iremos añadiendo agua muy fría poco a poco hasta que consigas una masa que no se pegue en las manos. Importante que vayas poco a poco pues no sabes la cantidad que vas a necesitar.

Paso 3

Dejamos reposar nuestra masa en el frigorífico durante al menos 30 minutos. Después extendemos la masa en un papel vegetal y con ayuda de un rodillo la extendemos.

Paso 4

Ponemos sobre el molde que vayamos a utilizar y cortamos bordes sobrantes. Pincha con un tenedor el interior de la masa.

Paso 5

Solo queda hornear durante diez minutos a 180ºC y rellena con lo que tu quieras.

Recetas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *