Lasaña de pollo asado y jamón

Lasaña de pollo asado y jamón
  • Preparación
    20 min
  • Cocinado
    20 min
  • Raciones
    4

  Icono sin lactosa

He utilizado pollo asado que me había sobrado, tienes la receta en esta misma web. Receta de aprovechamiento, si el pollo por si solo estaba rico, esta lasaña, está espectacular. 

Utiliza las placas de lasaña que toleres, si toleras el trigo esas mismas, pero si no b,ien sea por una sensibilidad al gluten, fructanos o celiaquía, tienes otras opciones totalmente aptas como son la pasta Konjac que la tienes en diferentes formatos como en placas de lasaña. Al final cada uno tenemos unas tolerancias y un grado de tolerancia diferente, es por ello que utiliza la pasta que tu suelas consumir y que te siente bien. 

Yo le he puesto queso rallado y queso mozzarella sin lactosa para esta receta, por lo que es totalmente apto para intolerantes a la lactosa. Además la bechamel está hecha con leche sin lactosa y harina de arroz, totalmente apto para intolerantes a la fructosa además. 

Lasaña de pollo asado y jamón

Ingredientes

Lasaña

Bechamel apta

Valores nutricionales

Información nutricional por ración

  • Valor diario*
  • Fructosa: 0,13 g
  • Glucosa: 0,19 g
  • F/G: 0,71
  • Calorías: 383
    19%
  • Hidratos de carbono: 34,94 g
    13%
  • Proteínas: 39,75 g
    80%
  • Grasas: 9,73 g
    14%

    Procedimiento

    Paso 1

    Si se trata de placas de lasaña tradicionales bien de trigo o alguna otra alternativa sin gluten las cocemos en abundante agua hirviendo, sal y aceite, removiendo de vez en cuando para evitar que se peguen las placas durante el tiempo que indique el paquete. Si usas lasaña Konjac este paso lo puedes saltar, ya que no es necesario hervirlas, basta con enjuagarlas en agua un par de veces, y seguir las instrucciones que indique el fabricante. Una vez tengamos cocidas las placas de lasaña, las extendemos sobre un paño de algodón.

    Paso 2

    Preparamos la bechamel, como hemos comentado en muchas recetas, te cuento como la hago yo para que quede sin grumos. En un cazo añade aceite, cuando esté caliente incorpora tres cucharadas de harina de arroz y ve removiendo hasta que empiece a dorarse. Vierte la leche en el cazo a temperatura ambiente en varias tantas (de esta manera te será más fácil de integrar) junto con una pizca de sal, pimienta y nuez moscada al gusto. Remueve con unas varillas continuamente de manera que quede una mezcla homogénea y sin grumos hasta que alcance el punto de ebullición. Retira y reserva la bechamel.

    Paso 3

    Desmenuzamos el pollo, a mi más que triturarlo me gusta desmenuzarlo y partirlo con ayuda de unas tijeras, para que se noten los trocitos de pollo en la lasaña.

    Paso 4

    Separamos ⅓ de la bechamel y en la cazuela donde estamos cocinando añadimos el pollo y unos taquitos de jamón, removemos bien.

    Paso 5

    Hora de montar nuestra lasaña, hazte con una fuente de horno y comenzamos poniendo una base de lasaña, sobre esta las láminas de pasta y por encima el relleno de pollo, jamón y bechamel. Cubrimos con una capa de mozzarella y por encima ponemos de nuevo las láminas de pasta, repetimos la operación con otra capa de pollo y jamón y la pasta de nuevo. Vertemos toda la bechamel restante por encima, y añadimos queso rallado sin lactosa.

    Paso 6

    Gratinamos en el horno durante unos 20 minutos a 180ºC o hasta que veas que el queso ha gratinado y esta quedando una superficie doradita.

    Paso 7

    ¡A comer! Disfruta de esta deliciosa lasaña, mi consejo es que le pongas unos trocitos de cebollino fresco por encima.

    Recetas relacionadas

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *