Logo Comiendobien

Lasaña de calabacín con pollo y bechamel al curry

Lasaña de ccalabacín y pollo con bechamel de curry
  • Preparación
    20 min
  • Cocinado
    25 min
  • Raciones
    3

    

Un plato suculento y sabroso, que combina el calabacín, el pollo y una bechamel con un toque de curry. No lleva pasta, el calabacín nos sirve como láminas para separar las distintas capas, además de ser saludable, está jugoso. 

El curry no debe quitar protagonismo a la bechamel ni al plato en sí, pero le da un toque diferente que hace que nos recuerde a un pollo al curry pero en una lasaña 🤯 ¡Qué combinación de sabores! ¡Importante! intolerantes a la fructosa que sea un curry sin ajo, por ejemplo el de la marca carmencita o el de hacendado no llevan. 

Es una receta baja en fructosa (el calabacín tiene 1g de fructosa cada 100g) y es bajo en otros FODMAPs. Aunque la receta no tiene pasta, pero si eres celíaco busca un curry certificado. Para los intolerantes a la lactosa utiliza leche s/l o bebida vegetal así como quesos sin lactosa. 

Lasaña de ccalabacín y pollo con bechamel de curry

Ingredientes

Valores nutricionales

Información nutricional por ración

  • Valor diario*
  • Fructosa: 0,92 g
  • Glucosa: 0,71 g
  • F/G: 1,29
  • Calorías: 380
    20%
  • Hidratos de carbono: 19,67 g
    8%
  • Proteínas: 37,32 g
    75%
  • Grasas: 14,51 g
    21%

    Procedimiento

    Paso 1

    Partimos el calabacín en rodajas muy finas, pues van a ser nuestras láminas para la lasaña. Salpimentamos.

    Paso 2

    Preparamos la bechamel y te voy a contar mi truco para que no salgan grumos: Calienta la leche o la bebida vegetal en el microondas, que esté templada más bien caliente. Ponemos AOVE en un cazo, añadimos la harina que se integre bien y se cocine durante unos segundos a fuego suave. Apartamos la cazuela del fuego y añadimos en tandas pequeñas la leche caliente con unas varillas vamos removiendo, cuando sea una pasta homogénea, añade otro chorrito más de leche vuelve a remover, así sucesivamente cuando ya llevemos la mitad de la leche incorporada regresamos al fuego que debe estar suave-medio. Seguimos añadiendo la leche y removemos hasta obtener la textura deseada, añadimos sal, pimienta negra y una pizca de nuez moscada. Yo para darle un toque diferente y ya que al pollo le va genial le he puesto media cucharadita de curry, tiene una pizca, no le roba el protagonismo y el sabor a la bechamel.

    Paso 3

    Troceamos el pollo en trocitos muy muy pequeños, cuanto más pequeños más fácil será de montar la lasaña. Echa sal y pimienta y cocinalo en la sartén.

    Paso 4

    Reservamos ¼ de la bechamel, el resto de la bechamel la añadimos a los trocitos de pollo ya cocinados, removemos bien.

    Paso 5

    Manos a la obra, hay que montar la lasaña, en una fuente para horno pon un poquito de ese bechamel que habíamos reservado en la base, simplemente para que no se pegue la lasaña. A continuación ponemos la primera capa de las rodajas de calabacín. Después añadimos el pollo con la bechamel, encima de esta pondremos unos trocitos de queso, el que más te guste, yo he añadido scamorza (queso italiano sin lactosa).

    Paso 6

    Seguimos de nuevo otra capa de calabacín y encima el pollo con la bechamel, acabamos con otra lámina de calabacín y con queso rallado (he puesto grana padano).

    Paso 7

    Horneamos 20 minutos a 180ºC, puedes gratinar durante 2 minutos más para que coja ese color doradito.

    Recetas relacionadas

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.