Japanese Cotton Cheesecake

Japonese cotton cheesecake
  • Tiempo de preparación
    15 min
  • Tiempo de cocinado
    60 min
  • Raciones
    4

La Japanese Cotton Cheesecake es una tarta de queso japonesa super esponjosa. Esta versión es una de las más suaves y ligeras recuerda entre un souffle y un bizcocho con sabor a queso y ligero toque a limón. 

Aunque lleva pocos ingredientes, y el procecimiento no es demasiado complicado debemos tener cuidado a la hora de incorporar ingredientes y al hornearla al baño maria ir bajando la temperatura evitando los grandes cambios de temperatura. Una de las claves del éxito de este bizcocho es dejar que se enfríe dentro del horno, sino corres el riesgo que la superficie se hunda, se agriete y rompa. Otro de sus secretos es montar bien las claras e incorporar al resto de ingredientes con sumo cuidado. 

Japonese cotton cheesecake

Ingredientes

Valores nutricionales

Valores por ración

  • Valor diario*
  • Fructosa: 0 g
  • Glucosa: 9,4 g
  • F/G: 0
  • Calorías: 204
    10%
  • Hidratos de carbono: 13 g
    5%
  • Proteínas: 5,7 g
    11%
  • Grasas: 14,6 g
    21%

Procedimiento

Paso 1

Pon en un bol la mantequilla, el queso, y la leche lleva un momento al microondas hasta que se derrita (no es necesario que este muy caliente) simplemente hasta que se integre bien y no queden grumos.

Paso 2

Separamos las yemas de las claras.

Paso 3

Añadimos las yemas a la mezcla del queso, leche y mantequilla. Ademas añadimos la harina tamizada y removemos bien de manera que quede homogénea. Posteriormente añadimos la ralladura de un limón (con cuidado de no añadir la parte blanca).

Paso 4

Montamos las claras, cuando queden un poco espumosas añadimos la dextrosa (Añadela en tres veces). En la última tanda que añadas está incorpora una cucharada de zumo de limón y la sacarina. Y batiremos hasta que queden picos suaves.

Paso 5

Añadimos las claras montadas al bol donde tenemos la primera masa. Mezclamos con mucho cuidado y con movimientos envolventes para que no perdamos el aire que hemos obtenido al montar las claras.

Paso 6

Pon papel vegetal alrededor o unta con mantequilla en el molde que vayas a utilizar. Vertemos la mezcla en el molde, ten cuidado si es desmoldable que no entre agua pues lo haremos al baño maría.

Paso 7

Damos unos golpecitos del molde contra la encimera para evitar que queden burbujas. Metemos el molde en un recipiente con agua caliente que cubra una tercera parte.

Paso 8

Precalienta el horno durante 10 minutos a 160ºC. Después introducimos en el horno nuestra tarta durante 40 minutos a 160ºC. Después baja a 110ºC durante 20 minutos. No abras el horno ni pinches el bizcocho.

Paso 9

El truco para que no baje y no pierda su consistencia es que no sufra cambios bruscos de temperatura por lo que pasado el tiempo lo mantendremos dentro del horno durante 15 minutos con la puerta cerrada y apagado. Pasado el tiempo abriremos ligeramente la puerta y lo dejaremos unos 5-10 minutos más.

Paso 10

Nos quedará sacarlo del horno y desmoldarlo. Puedes espolvorear dextrosa por encima para decorar.

Recetas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *