Croquetas de puchero

  • Preparación
    20 min
  • Cocinado
    30 min
  • Raciones
    5

    

¿A quién no se le hace la boca agua al pensar en unas ricas croquetas? ¡Mis favoritas son con la carne que ha sobrado del cocido! Cremosas por dentro por la bechamel y crujientes por fuera gracias al pan rallado.

Es un plato de aprovechamiento que nos permitirá no tirar nada. El truco de unas buenas croquetas reside en una bechamel sin grumos que le dará el toque perfecto a esas croquetas, mezclando bien con la carne bien mechada y dejando enfriar esta “masa” en la nevera durante toda la noche de manera que este compacta para el momento que le empecemos a dar forma a nuestras croquetas.  

Apta para intolerantes a la fructosa, lactosa y gluten. Ya que la leche que incorporo a la bechamel es sin lactosa, puedes utilizar pan rallado sin gluten. Lleva además un poco de nuez moscada y pimienta para dar sabor a nuestra bechamel, apta para intolerantes a la fructosa siempre que se utilicen pequeñas proporciones. 

La salsa bechamel es una de las más buenas y versátiles, esta presente en multitud de platos, si te gusta no te pierdas otras recetas como los canelones de espinaca, la musaka griega, calabacines rellenospatatas rellenas con pollo… ¡Empezamos por las croquetas!

Ingredientes

Bechamel

Valores nutricionales

  • Valor diario*
  • Fructosa: 0,0 g
  • Glucosa: 0,0 g
  • F/G: 0
  • Calorías: 195
    10%
  • Hidratos de carbono: 16 g
    6%
  • Proteínas: 13 g
    26%
  • Grasas: 8 g
    11%

    Procedimiento

    Paso 1

    Mi cocido tenía carne de todo tipo: Pollo, cerdo y ternera. Lo primero es ir desmigando o deshilachando toda la carne y cortando en pedacitos pequeños, retirando los huesos que puedan haber.

    Paso 2

    El siguiente paso es preparar la bechamel. Ponemos 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y cuando este caliente añadimos la harina, remueve bien y deja que se cocine. Una vez lo tengamos retiramos del fuego y vamos añadiendo por tandas la leche sin lactosa caliente y removemos con unas varillas. Es decir añadimos un poco de leche cuando se haya integrado bien con la harina añadimos otro poco, de esa manera será más sencillo que no se formen grumos. Una vez tengamos la mitad de la leche en el cazo volvemos al fuego y seguimos el proceso, añade sal, pimienta y una pizca de nuez moscada. Remueve sin parar durante 15-20 minutos, hasta que tengas la consistencia que buscas.

    Paso 3

    Mezclamos la carne con la bechamel y refrigeramos, a mi me gusta dejarlas durante toda la noche para que quede una masa bien compacta.

    Paso 4

    Una vez bien fría con ayuda de dos cucharas haremos la forma de nuestras croquetas y del tamaño que a ti te gusten. Después las pasamos por huevo y pan rallado.

    Paso 5

    Puedes congelarlas y consumir cuando tu quieras o freirlas en este momento, en abundante aceite, a mi me gusta de girasol porque no deja sabor. Cuando el aceite este bien caliente échalas y estarán en aproximadamente 4-5 minutos. Hazlas en varias tandas y procura que se hagan bien por todos los lados. Conforme estén ponlas sobre un plato con papel de cocina para que absorba bien el exceso de aceite ¡A disfrutar de esta delicatessen!

    Recetas relacionadas

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *