Cheesecake de arándanos

  • Tiempo de preparación
    30 min
  • Tiempo de cocinado
    15 min
  • Raciones
    10

Esta cheesecake de arándanos no es que sea una tarta bonita sino que también esta riquísima. Esta cremosa y dulce pero a la vez con un toque ácido justo. 

Tiene tres capas, una primera de galleta, donde he utilizado unas galletas de avena caseras y mantequilla. Otra segunda capa cremosa con el queso y los arándanos y por último una cobertura de gelatina con los arándanos. 

No necesita horno, simplemente basta con tenerla en la nevera durante unas horas. 

Yo utilice arándanos congelados, funcionan igual que los frescos. Receta apta para intolerantes a la fructosa, siempre que toleres el arándanos. Además es apta para intolerantes a lactosa y gluten.

Cheesecake arándanos

Composición de los arándanos por 100 gramos:

Fructosa: 4,97 g
Glucosa: 4,88 g
F/G: 1,28 
Sacarosa: 0,11 g
Fructanos: Medio (Cantidades >50)
Polioles: No tiene
Fuente:Nutrition Data

Ingredientes

Relleno

Cobertura

Base

Valores nutricionales

Valor por ración (2 galletas)

  • Valor diario*
  • Fructosa: 2,0 g
  • Glucosa: 2,0 g
  • F/G: 1
  • Calorías: 290
    14%
  • Hidratos de carbono: 18,2 g
    7%
  • Proteínas: 12,4 g
    25%
  • Grasas: 21 g
    30%

Procedimiento

Paso 1

Preparamos la base

Yo utilizo galletas de avena caseras. Las trituramos o las rompemos dentro de una bolsa con un rodillo. Derretimos la mantequilla en el microondas y mezclamos bien.

Engrasa el molde o pon papel vegetal en la parte inferior. Añade la mezcla de galleta y mantequilla, ayúdate con una espátula para aplastarla y que quede lisa.

Introduce en el congelador durante al menos diez minutos.

Paso 2

Preparamos el relleno:

Prepara la gelatina, en un vaso con agua fría dejamos hidratar durante 5-7 minutos. Una vez pase el tiempo, calentamos en el microondas la leche e introducimos las hojas de gelatina y removemos hasta que se disuelva bien.

En un cazo calentamos los arándanos, les añadimos zumo de limón y unas gotas de sacarina, esperamos que vayan soltando su propio jugo, podemos aplastarlos con ayuda de un tenedor o triturarlo.

Posteriormente, batimos el queso de untar sin lactosa, añadimos la sacarina y seguimos batiendo, a continuación añadimos el yogur, los arándanos, la crema de leche y la leche en la que hemos disuelto la gelatina (debe estar templada), mezclamos bien y añadimos en el molde. Dejamos refrigerar antes de poner la cobertura.

Paso 3

Cobertura:

Para añadir la cobertura debe estar el relleno frío y solido, al menos debe estar una hora en el congelador. Y después vertemos la cobertura con mucho cuidado.

Para la cobertura es un procedimiento similar, calentamos los arándanos dejamos que saquen todo su jugo añadimos el limón, la sacarina aproximadamente durante 5 minutos sin que llegue a hervir, añadimos las hojas de gelatina y removemos que disuelva bien, después aplastamos o pasamos por la batidora. Ya esta listo para verter en el molde. Deja refrigerar la tarta en la nevera durante 4-5 horas.

Recetas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *