Canelones de espinacas y queso ricotta

Canelones de espinacas y ricotta
  • Preparación
    25 min
  • Cocinado
    35 min
  • Raciones
    3

Bajo o sin fructosa

Un plato muy completo y super sabroso. He utilizado para el relleno espinacas, ricotta, bacon y gambas. Además de una bechamel casera que hace que este todavía más jugoso. 

Esta receta es apta para intolerantes a la fructosa. La espinaca es una de las primeras verduras en reintroducir en la dieta, aun así hay personas que les sienta mal. Valora primero su tolerancia, si es tu caso puedes sustituir perfectamente por acelgas. Hay gente que tolera mejor las acelgas ya que aunque la espinaca tiene menos fructosa, contiene galactanos y por ello muchas personas toleran mejor las acelgas. Pero esto depende de cada persona. Igual que hay personas capaces de absorber mas fructosa que otros. Lo mismo ocurre con la fibra. Unos tienen más problemas para tolerar la fibra que otros, siendo en este caso el responsable los galactanos.

Icono sin lactosa Apto también para intolerantes a la lactosa, he utilizado leche sin lactosa y queso rallado sin lactosa o parmesano. Puedes prescindir del queso ricotta si tienes problemas con la lactosa. 

Sin gluten Si tienes problemas también con el gluten o los fructanos de la harina, puedes utilizar placas de lasaña sin gluten y harina de arroz para elaborar la salsa bechamel. 

Canelones rellenos de espinacas y ricotta

Ingredientes

Salsa bechamel

Valores nutricionales

Información nutricional por ración

  • Valor diario*
  • Fructosa: 0,13 g
  • Glucosa: 0,09 g
  • F/G: 1,36
  • Calorías: 452
    23%
  • Hidratos de carbono: 42,4 g
    16%
  • Proteínas: 29,3 g
    59%
  • Grasas: 18,9 g
    27%

    Procedimiento

    Paso 1

    Poner en una cacerola amplia agua, sal y aceite. Cuando empiece a hervir echamos las placas de los canelones y removemos de vez en cuando. Sigue las instrucciones y el tiempo que se indica en el paquete. Después escurrimos, enjuagamos con agua fría y posteriormente secamos con un paño limpio, Las dejamos sobre este.

    Paso 2

    En una sartén salteamos el bacón cuando este dorado retiramos, y hacemos lo mismo con las gambas peladas (yo utilizo las que están congeladas) a las que añadiremos un poquito de sal, reservamos una vez estén listas. Y posteriormente hacemos lo mismo con las espinacas, cuando tengamos las tres cosas lo echamos en la sartén y añadimos el queso ricotta, removiendo bien e integrando bien todos los ingredientes.

    Paso 3

    Preparamos nuestra bechamel, en otras recetas del blog puedes encontrarla. El procedimiento es muy sencillo: En un cazo añade aceite, cuando este caliente incorpora dos cucharadas de harina y ves removiendo hasta que empiece a dorarse. Vierte la leche en el cazo a temperatura ambiente junto con una pizca de sal y pimienta al gusto. Remueve con unas varillas continuamente de manera que quede una mezcla homogénea y sin grumos hasta que alcance el punto de ebullición. Retira y reserva la bechamel.

    Paso 4

    Una vez lista nuestra bechamel echamos un poco en el relleno de espinacas que estábamos preparando, de manera que le dará más jugosidad. El resto lo reservaremos para echarla una vez tengamos los canalones en la fuente.

    Paso 5

    Con las placas extendidas sobre el paño de cocina añadimos nuestro relleno en el centro de cada placa de pasta, extiende bien y despues cerraremos los canelones. Colocamos sobre una fuente de horno. Una vez este la bechamel tibia vertemos la salsa bechamel, espolvoreamos un poco de queso y metemos al horno previamente precalentado. Hornearemos unos 20 minutos a 180ºC.

    Recetas relacionadas

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *